CABA

Legislador porteño propone brindar asistencia económica a comerciantes inquilinos morosos

Municipio_Quilmes_2021

El legislador porteño Santiago Roberto (Frente de Todos) presentó un proyecto de ley para dar “asistencia económica” a comerciantes inquilinos de la Ciudad de Buenos Aires que hayan contraído deudas en su contrato de alquiler en el marco de la emergencia sanitaria generada por la pandemia de coronavirus.

Según informaron voceros del bloque, la iniciativa abarca aquellas “operaciones de locación de un inmueble de uso comercial” cuyo monto no supere los 150.000 pesos mensuales y que hayan sido alcanzadas por el Decreto Nacional 320/20202, que suspendió los desalojos en marzo del año pasado.

Los beneficiarios de dicha asistencia económica deberían tener, entre abril de 2020 y marzo de este año, un “importe promedio de facturación mensual” que no haya superado los $200.000, en el caso de ser monotributistas, y $750.000 para el resto de los contribuyentes de Ingresos Brutos (IIBB).

De aprobarse la iniciativa, la asistencia económica se extendería hasta marzo de 2022.

Por otro lado, Roberto propuso que el Gobierno porteño brinde una “compensación salarial” al personal en relación de dependencia de esos comercios, durante seis meses, con un monto determinado en función de la cantidad de empleados.

“Frente a la inacción del Gobierno de la Ciudad sobre uno de los sectores más golpeados por la pandemia, impulsamos iniciativas para proteger a los comerciantes”, expresó Roberto.

Para implementar la medida, el diputado propuso crear un registro de los contratos o la documentación que pruebe el vínculo de locación y el monto de alquiler establecido.

Quienes se inscriban en dicho registro podrían solicitar el pago de un subsidio equivalente al 30% del monto del contrato vigente, por un período de seis meses consecutivos.

Además, los inquilinos, los propietarios o ambos con “acuerdo expreso”, podrían solicitar un subsidio del 50% del total de la deuda acumulada desde marzo de 2020, que sería abonado al propietario, y descontado de la deuda que mantenga el locatario.

Asimismo, las partes podrán requerir al Banco Ciudad el financiamiento del 50% restante de la deuda, luego de descontar el subsidio.

“No queremos más persianas bajas en la Ciudad, queremos dar alivio para que las y los comerciantes puedan sobrellevar las consecuencias de esta pandemia y de las políticas económicas que impone el gobierno porteño hace más de una década. Rodríguez Larreta tiene que dejar de hacerse el distraído con este sector”, afirmó Roberto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *