VARELA, [ZONA SUR]

Educación: debate sobre cuentos clásicos en el Siglo XXI

Municipio_Quilmes_2021

En los últimos días, se puso en boga, en medios de comunicación internacionales y nacionales, un debate en torno al tradicional cuento de Disney, “Blancanieves”, puntualmente en la escena del beso final. En este sentido, la profesora Julieta Rechinas –quien está a cargo del Proyecto Educativo Hablemos de ESI- abordó la discusión desde los cuentos clásicos y el siglo XXI.

A partir de lo acontecido en la reapertura del parque temático Disney y el famoso “beso a Blancanieves”, se pone en manifiesto si hay, o no, consentimiento en el famoso final de esta historia.

“Bien sabemos, que Blancanieves es un clásico, una historia tradicional que fue creada hace 209 años. Hoy, con otras herramientas, en una sociedad que se ve atravesada por muchos cambios, donde las historias, las voces fueron mutando a las condiciones que poseemos hoy en día. Hablar de igualdad de género, posibilidades y oportunidades nos hace replantearnos si esta historia es o no ‘apropiada’”, destaca Rechinas.

Asimismo, agrega: “Más allá del consentimiento o no,Blancanieves es una historia, un cuento, un clásico que forma parte de la literatura… Ahora, ¿censura? y no…, censurar la literatura se considera algo peligroso”.

Desde su óptica, la docente propone abordar el tema desde la Educación Sexual Integral, ya que “nos brinda un abanico de posibilidades para abordar estas temáticas, utilicémosla e incorporemos en las actividades la perspectiva de género, el consentimiento, cuidado del cuerpo, reconocer las afectividades y las diversidades. Es interesante partir de esta literatura clásica para repensar: ¿qué cosas nos “hacen ruido”? ¿qué podemos hacer para “cambiar” ese final? ¿Y si buscamos reversiones del cuento?, las comparamos, las analizamos”.

Finalmente, Rechinas pondera la reflexión del debate: “Propongamos a los y las estudiantes a tener una mirada crítica, a poder dar su opinión, discernir e incorporar la confianza y autonomía para pensar sobre estas cuestiones. Cambiar el foco, trabajarlo en la escuela y cuestionarse historias, películas y cuentos (como es en este caso) es parte de avanzar como sociedad, reconocer los derechos, oportunidades y libertades de las personas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *