OPINIÓN, [DESTACADOS]

VIOLENCIA, REPRESIÓN Y AJUSTE – TRES CARAS DE UNA MISMA POLÍTICA

Municipio_Quilmes_2021-b

Desde el Frente Popular Darío Santillán repudiamos todos los hechos de violencia institucional y represión cometidos por el Estado. En los últimos días, varios hechos de violencia y represión se vivieron en distintos puntos del territorio argentino. El asesinato de Lucas González a manos de Policías de la Ciudad (CABA), el de Alejandro Martínez por Policías Bonaerenses, Lautaro Rose por la Policía de Corrientes y el crimen de Elías Garay asesinado por un grupo parapolicial en una zona “controlada” por la Policía de Río Negro, configuran un cuadro de situación de altísima gravedad.

El constante avance de los sectores de derecha, el ajuste que se evidencia por el acuerdo con el FMI por el pago de la ilegítima Deuda Externa y los permanentes aumentos en los precios de todos los productos, son el motivo fundamental para la existencia de estos crímenes. En primer lugar, porque ningún ajuste cierra sin represión. En segundo término, porque la represión no cierra si no hay una naturalización de la violencia, es decir, un consenso entre algunos sectores sociales del poder para violentar a otros. El tercer punto, es que además para reprimir y no correr con tanto costo político, es necesario para el sistema identificar ciertos “enemigos internos” a quien atacar. Esto es lo que actualmente sucede con la comunidad mapuche en el sur del país y con la juventud de sectores empobrecidos económicamente, a quienes se les estigmatiza como responsables de la “inseguridad” en las calles.
En el caso de Lucas, claramente fueron atacados él y sus amigos, por ser morochos y viajar a bordo de un automóvil. Los asesinos, una patota policial que se dedicaba a recaudar dinero de comerciantes y actividades ilícitas, y que buscaban justificar su trabajo “atrapando algunos chorros”. Sus víctimas, pibes sanos, deportistas que volvían de entrenar.

El caso de Lautaro en Corrientes, es bastante similar. La construcción de una zona Vip sobre el río Paraná, al estilo de Puerto Madero en Buenos Aires, desprecia a la juventud de los barrios. Es por eso que contratan policías provinciales para que expulsen a cualquier joven morocho que quiera andar por el lugar. Lautaro Rose y un amigo fueron víctimas de ese accionar. El amigo fue golpeado brutalmente por los efectivos y Lautaro escapó arrojándose al río. No sabía nadar. Los policías no lo auxiliaron ni dieron el parte. Lautaro fue encontrado ahogado casi una semana después por pescadores.

Alejandro Martínez, había cobrado trescientos cincuenta mil pesos por una indemnización de un trabajo. Se fue a la costa, San Clemente del Tuyú Provincia de Buenos Aires, con el dinero. Ya en el hotel y luego de una denuncia lo detiene la policía bonaerense. Aparece muerto en la comisaría. Lo que no aparece es el dinero.
Elías Garay era un joven del pueblo mapuche, pueblo que viene luchando por el derecho a sus territorios ancestrales, por la defensa de su cultura, y contra el saqueo y la apropiación en territorio patagónico de intereses privados, principalmente extranjeros. En este marco, hace más de cincuenta días que están en conflicto en la provincia de Río Negro, recuperado un territorio ancestral en Cuesta del Ternero. El lof Quemquemtrew. El gobierno rionegrino, había pedido asistencia al gobierno nacional y éste le envió fuerzas de Gendarmería. En el transcurso del fin de semana largo, civiles armados arremetieron contra la comunidad y balearon a Elías Garay que falleció y a Gonzalo Fabián Cabrera, quien se recupera de las heridas recibidas por arma de fuego. El asesinato ocurrió, en el marcó de un operativo a cargo de la Policía de la Provincia de Río Negro.

Estos hechos no son casos aislados, forman parte de una política de disciplinamiento social, que atraviesa, en la historia de nuestro país, dictaduras y democracias. En el actual estado democrático, es decir desde el ’83 a la fecha se registran miles de casos del llamado Gatillo Fácil, y en los últimos veinticinco años el sistema instituyó dos “enemigos internos”. En los finales de la década del ’90 y principios del 2000 fuimos los movimientos piqueteros los enemigos número uno de los gobiernos y el sistema. Cabe recordar los asesinatos por ejemplo de Teresa Rodríguez, Víctor Choque, Oscar Barrios entre tantxs otrxs, y los de nuestros compañeros Darío Santillán y Maximiliano Kosteki, causas que al día de hoy continuamos luchando porque haya Justicia Completa. Sin embargo, hoy ese enemigo interior son, entre otres, las comunidades mapuches. El secuestro y desaparición, seguida de muerte de Santiago Maldonado visibilizó el conflicto existente en la Patagonia. Posteriormente el asesinato de Rafael Nahuel, del cual hoy (25 de Noviembre) se cumplen 4 años, no hizo más que confirmar la decisión de los sectores de poder: Matar para disciplinar.

Tenemos que impedir que se pague la deuda ilegítima al FMI. Las mayorías en el Congreso de la Nación han adelantado que apoyaran el pago, “reconociendo” la enorme deuda contraída por Macri en beneficio político partidario y de sus socios banqueros. Pero somos las grandes mayorías populares las que venimos soportando el ajuste con cada vez menos trabajo, peores salarios y precarización de nuestra vida. También somos les de abajo quienes sufrimos la represión y la muerte que el Estado y los gobiernos utilizan para imponer el ajuste en beneficio de los poderosos y a medida del FMI. No debemos permitir que se sigan imponiendo políticas por medio de la represión.
Hoy, a pocos días de cumplirse 20 años de la Rebelión Popular del 19 y 20 de diciembre del 2001, donde la movilización popular derrocó al gobierno neoliberal de De la Rúa y Cavallo, convocamos a ganar las calles. Porque debemos enfrentar el Ajuste que busca imponerse con represión y muerte.

Basta de pagar la fiesta de los sectores millonarios con la sangre y el hambre del pueblo.
Basta de Gatillo Fácil.
Basta de perseguir y asesinar al Pueblo Mapuche.
El color de la piel, la visera y la forma de vestir no es delito.
Fuera el FMI.
Desmantelamiento de las fuerzas represivas.
Cárcel para los asesinos del pueblo y para los responsables políticos de las muertes.
Ganar las calles hasta que todo cambie.

FRENTE POPULAR DARÍO SANTILLAN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *